La Fundación Filantrópica Bunchful premia a dos brasileñas en Nueva York

Este miércoles, 8 de noviembre, la Bunchful Foundation & World Summit premió a las brasileñas Liza Andrews, de PictureCure, y Anacélia Santiago, de «More than Breast», por su trabajo voluntario con supervivientes de cáncer de mama.

El acto filantrópico, celebrado en el Lincoln Center, fue organizado por Raquel Miller, una admirable jamaicano-estadounidense cuyo compromiso de toda la vida fue fundar una empresa centrada en dar. Inspirada por la inmensa generosidad de su padre y su abuela en el Caribe (ambos atendían a extraños necesitados como si fueran miembros de su familia), Raquel acuñó el término «bunchful» para referirse a compartir nuestra riqueza y abundancia con los demás.

Centrada en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, la Fundación Bunchful reúne a una amplia gama de expertos e innovadores en filantropía; también proporciona un foro atractivo para compartir historias de biodiversidad y mostrar el impacto positivo de la filantropía. «Para mí, los donantes son los héroes de nuestro mundo», dice Raquel. «Os invito a todos a destacar a las personas, empresas y organizaciones que retribuyen, y a apoyar sus esfuerzos. Esto ayudará a mejorar la vida de las personas en todo el mundo».

Liza Andrews, una de las expertas incluidas en el libro «Radical Reinvention» de la ex editora de las revistas Vogue y Harper Bazaar, Maureen Lippe, también dio una charla sobre su experiencia en coaching de autoestima, y la eficacia de su método PictureCure en procesos de reinvención.

La asociación entre las brasileñas Liza y Anacélia les valió, además de premios, muchos logros. Durante años, ambas se habían ofrecido como voluntarias para ayudar a supervivientes de cáncer de mama. Y desde que se conocieron en Nueva York, han combinado sus habilidades complementarias para ofrecer una experiencia de reinvención personal que cambia la vida. Liza ofrece el taller de autoestima y reinvención personal, basado en su método de terapia audiovisual. Y Anacélia Santiago, que ha formado a más de diez mil profesionales en São Paulo, realiza el procedimiento conocido como micropigmentación paramédica de la areola en mujeres que se han sometido a una reconstrucción mamaria.

La labor filantrópica del dúo se centra en la autoestima de las supervivientes de cáncer de mama, ayudándolas a recuperar la confianza en sí mismas para reanudar su vida sentimental y profesional. «El miedo a morir, seguido de la mutilación de una parte del cuerpo que define la feminidad, puede ser paralizante», afirma Anacélia, a quien a menudo abrazan mujeres entre lágrimas de emoción al final de las intervenciones. Liza añade: «Aumentar la autoestima y mostrar a estas mujeres nuevas formas de amar su cuerpo es vital para su salud mental y su sistema inmunitario, contribuyendo a su salud general.»

En Nueva York, Liza y Anacélia ayudan sobre todo a inmigrantes, muchos de los cuales no hablan inglés con fluidez y ven su ayuda como un abrazo cultural familiar. Aunque no tienen patrocinadores, ofrecen su tiempo y experiencia mensualmente o cuando se les solicita.

La lista de galardonados incluye a Lady Anita Duckworth-Bradshaw, consejera delegada de Powerhouse Global; Edna Perkins, de Farmingdale Community Gardens; Life’s Worc; Jessica Sophia Wong, defensora de la acción por el clima y consejera delegada de Yorkseed; y Gianna Palleschi, creadora de la campaña de concienciación sobre el cáncer de mama Pink Pom Pom. Además de las inspiradoras charlas de filántropos, médicos y expertos en medio ambiente y tecnología, el acto ofreció un fascinante intermedio musical con el pianista de fama mundial Oscar Deric Brown. El músico, que actuó junto a iconos como Santana, Britney Spears y Michael Jackson, declaró que le encanta la música brasileña y que tuvo el privilegio de tocar con Djavan y Milton Nascimento.

Fue una noche de gran orgullo y reconocimiento para los hijos e hijas de Brasil.

La Fundación Filantrópica Bunchful premia a dos brasileñas en Nueva York